contacto@canovaca.com
957 645 572

Actualidad Laboral

Actualidad Laboral

Nuevo sistema de cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos

Mediante la aprobación del Real Decreto-ley 13/2022, de 26 de julio, se modifica el actual sistema de cotización aplicable al Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos (RETA).

La norma entrará en vigor el día 1 de enero de 2023 y determina cuáles serán las nuevas bases de cotización para autónomos durante los años 2023, 2024 y 2025.

1. Cotización conforme a rendimientos netos

Con la modificaciones introducidas por la citada norma, la cotización al RETA se efectuará en función de los rendimientos anuales obtenidos por los autónomos en el ejercicio de sus actividades económicas.

En este sentido, la Ley de Presupuestos Generales del Estado establecerá anualmente una tabla general y una tabla reducida de bases de cotización para este régimen especial. Los trabajadores autónomos, en función de la previsión de sus rendimientos netos anuales, deberán elegir una base de cotización que esté comprendida entre las bases de cotización que correspondan a su tramo de ingresos conforme a dichas tablas.

En el siguiente cuadro se señala cuál será la cuota mensual a ingresar durante los años 2023, 2024 y 2025, correspondiente a la base de cotización mínima mensual (si se elige una base superior, la cuota a ingresar será superior):

Por su parte, las tablas generales y reducidas vigentes para cada año, desde 2023 a 2025, son las siguientes:

2. Cambios posteriores en la base de cotización

Los autónomos podrán cambiar hasta 6 veces al año la base por la que vengan obligados a cotizar, eligiendo otra dentro de los límites mínimo y máximo que les resulten aplicables en cada ejercicio:

  • 1 de marzo, si la solicitud se formula entre el 1 de enero y el último día natural del mes de febrero.
  • 1 de mayo, si la solicitud se formula entre el 1 de marzo y el 30 de abril.
  • 1 de julio, si la solicitud se formula entre el 1 de mayo y el 30 de junio.
  • 1 de septiembre, si la solicitud se formula entre el 1 de julio y el 31 de agosto.
  • 1 de noviembre, si la solicitud se formula entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre.
  • 1 de enero del año siguiente, si la solicitud se formula entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre.

Junto con la solicitud de cambio de su base de cotización mensual, los autónomos deberán efectuar una declaración del promedio mensual de los rendimientos económicos netos anuales que prevean obtener en el año natural en el que surta efectos dicho cambio de base de cotización.

3. Regularización de las cuotas conforme a la información facilitada por la Agencia Tributaria

En cualquier caso, las bases de cotización mensuales elegidas tendrán carácter provisional, hasta que se proceda a su regularización en función de los rendimientos anuales obtenidos y comunicados por la Agencia Tributaria.

Por este motivo, se establece la obligación de realizar la declaración de la renta para todas aquellas personas físicas que, en cualquier momento del período impositivo, hubieran estado de alta como trabajadores por cuenta propia.

Una vez que la Administración tributaria haya comunicado los rendimientos computables a la Tesorería General de la Seguridad Social, se ajustará el tramo al rendimiento neto real del año anterior:

  • Si la cotización provisional efectuada fuese inferior a la cuota correspondiente a la base mínima de cotización del tramo en el que estén comprendidos sus rendimientos, el autónomo deberá ingresar la diferencia entre ambas cotizaciones.
  • Si la cotización provisional efectuada fuese superior a la cuota correspondiente a la base máxima del tramo en el que estén comprendidos sus rendimientos, la Tesorería General de la Seguridad Social procederá a devolver de oficio la diferencia entre ambas cotizaciones.

4. Autónomos societarios y autónomos colaboradores

Los autónomos societarios y los autónomos colaboradores también tendrán que cotizar por ingresos reales a partir de 2023. A diferencia los autónomos persona física, no podrán elegir una base de cotización mensual inferior a 1.000 euros al mes (lo que supone una cuota mensual de 310 euros al mes).

Durante los años 2024 y 2025 dicha base se definirá en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado.

A partir del año 2026 no podrán elegir una base de cotización mensual inferior a aquella que determine la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado como base de cotización mínima para contingencias comunes para los trabajadores incluidos en el Régimen General de la Seguridad Social del grupo de cotización 7.

5. Cuota reducida para nuevos autónomos

Durante el periodo comprendido entre los años 2023 y 2025, se establece una cuota para nuevos autónomos de 80 euros mensuales (en sustitución de la actual tarifa plana de 60 euros), a contar desde la fecha de efectos del alta y durante los 12 meses naturales completos siguientes. Esta bonificación será prorrogable otros 12 meses respecto a aquellos autónomos cuyos rendimientos económicos netos anuales sean inferiores al salario mínimo interprofesional anual.

A partir del año 2026, el importe de dichas cuotas será fijado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio.